Seguramente has visto muchas fotos del que se está convirtiendo en el carrito multiusos más famoso en redes sociales: el carrito RÅSKOG de Ikea. Y seguro que también lo has visto en casa de algún amigo o familiar.

Se trata de un carrito multiusos muy versátil, útil, supersencillo de montar y con varios colores para que elijas el que más te guste o combine mejor con la decoración de tu hogar. Ahora está disponible en beige, negro y rojo/marrón (aunque Ikea ha ido modificando los colores disponibles).

Se trata de un espacio de almacenamiento adicional que cabe en cualquier rincón, es muy resistente y se puede mover fácilmente de sitio. Además la balda central es regulable, de modo que puedas adaptarlo fácilmente a tus necesidades.

Te propongo 10 usos del carrito RÅSKOG (aunque seguro que imaginas muchísimos más):

Mueble auxiliar de cocinaMueble auxiliar de bañoCarrito de limpiezaCamarera para llevar a la mesaGuardar libros y juguetesEstación de manualidadesColocar plantasGuardar maquillajeColocar las cositas del bebéMesita de noche
Es perfecto para multitud de usos en la cocina: despensa auxiliar (botes con pasta, cereales, legumbre, latas, bebidas,…) , frutero y todo aquello para lo que todavía no tengas un espacio. Ayudará a despejar tu cocina ¡Y tu mente!

Ocupa poco y dispone de mucho espacio donde puedes guardar cremas, bastoncillos, algodón, secador y cepillos, productos para el pelo, para el rostro … y también el papel higiénico y toallas de reserva.

Si colocas tus productos de limpieza en este carrito, te será mucho más cómodo trasladarlos sin esfuerzo por la casa para limpiar cada habitación. Además puedes tenerlos todos colocados como base en el tendedero o cocina.

Lo más útil es llevar aceite, vinagre, sal, aliños y condimentos, el plan… Puedes incluir también tus infusiones para llevarlas a la mesa y que tus invitados elijan.

Fácil de mover, con mucha capacidad y resistencia son algunas de las cualidades que te harán decidirte por este uso. Además de su altura, perfecta para los niños. Puedes colocar sus libros y juguetes y trasladarlo de su habitación al salón, a la cocina, etc.

Porque no sólo los más pequeños realizan sus manualidades… si a ti también te apasionan, puedes situar tus materiales en este carrito y tener todo ordenado cuando vayas a utilizarlo, además de poder trasladarlo entre habitaciones por si te apetece crear en el salón, en un dormitorio o en la cocina.

Puedes colocar tus plantas en este carrito y situarlo en el salón o moverlo por la casa. También puedes utilizarlo para macetas con plantas aromáticas.

Este carrito te permite disponer de tu maquillaje, esmaltes y cositas de belleza ordenadas y en un solo lugar. Perfecto para encontrar lo que quieres cuando lo necesitas.

Es perfecto como pequeño mueble auxiliar en la habitación del bebé. Lo más útil es tenerlo junto al cambiador con pañales, cremas, lociones, ropa, etc, pero también puedes llevártelo al salón cuando quieras…

¿Habías pensado en este uso? Ocupa muy poco espacio y puedes colocar todos los objetos que podrías necesitar por la noche, además de una pequeña lámpara.

También puede ser un pequeño mueble auxiliar en tu dormitorio o mesa auxiliar del salón o de la entrada a la casa. Los usos de este carrito son infinitos. Cuéntanos ¿para qué lo utilizas tú?

Ah, se me olvidaba, por si fuera poco y porque todos estamos concienciados con cuidar el planeta, los materiales del carrito son reciclables: acero y revestimiento epoxi en polvo.

Fuente fotos: @pinterest

Compartir: