Con un “armario cápsula” nunca más dirás delante de tu armario “¿qué me pongo?, no tengo nada que ponerme”.

Concepto

La idea es formar un armario cápsula” para cada temporada (primavera, verano, otoño e invierno) con las prendas que te pondrás durante esos 3 meses y que se basa en las siguientes características:

  • Pocas prendas (habitualmente se refiere a 33 o 37) dejando fuera la ropa interior, medias y calcetines, las prendas para ocasiones especiales, la ropa de deporte y para estar en casa y las joyas. Pero, ojo, sí incluye los bolsos, zapatos, bufandas y pañuelos.
  • Prendas totalmente intercambiables, combinan todas ellas entre sí, de modo que generan un número enorme de diferentes outfits siempre coordinados.
  • Prendas que te sienten bien, te gusten y te hagan feliz.

Origen

El concepto fue inventado por Susie Faux, dueña de la boutique londinense Wardrobe”, en los años 70 y, según ella, consiste en una selección de prendas básicas que nunca pasan de moda y a las que se van añadiendo las prendas de cada temporada en la que estemos.

Más tarde, Dona Karan hizo suyo el concepto lanzando la colección “7 Easy Pieces” formada por 7 prendas intercambiables pensadas para una “working girl”.

 

Cómo elaborar tu armario cápsula

Si quieres formar tu armario cápsula para el invierno que comienza (o para cualquier estación) puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Elige el número de prendas de tu armario cápsula: 33 o 37 son las propuestas que te hacemos.
  2. Recopila tus prendas de invierno

Saca todas tus prendas de invierno del armario y sepáralas por tipos: pantalones, faldas, blusas, etc

  1. Analiza tu estilo de vida, tus gustos y el tipo de prendas que necesitas

Por ejemplo, si trabajas en una oficina y necesitas trajes, o si tu modo de vestir en el trabajo es más casual, qué ropa te gusta llevar en tu tiempo libre, si te sientan mejor los pantalones que las faldas, etc.

  1. Define la gama de colores de tu armario cápsula.

Para que las prendas combinen entre sí, lo ideal es escoger un color básico y uno o dos colores más llamativos para complementar los outfits. Para ello, ten en cuenta los colores que predominan entre tus prendas y los colores que te gusta vestir.

  • Color básico (negro, blanco, navy) para las prendas básicas (pantalones, faldas, abrigos y bolsos). También puedes escoger más de uno.
  • Colores más llamativos (normalmente se escogen otros 2 o 3) para otras prendas, tales, como blusas y tops, pero que combinen con las básicas.
  1. Clasifica tus prendas en prendas:
  • Para el armario cápsula: Tipo de prenda que necesites, te sienta bien y te gusta. Ten en cuenta tu estilo de vida y la gama de colores de tu armario.
  • Para tirar (ya no se le pueden dar más usos), donar/vender (no te gustan, no te sientan bien, no se adaptan a tu estilo).
  • Dudosa: Prendas sobre las que no tienes seguridad. Puedes guardarlas en una caja, pero, si no las echas de menos esta temporada, te recomiendo que las dones o vendas.
  1. Crea conjuntos con las prendas que has escogido. Puedes simplemente probarte las prendas y hacerte fotos con los conjuntos escogidos o bien, puedes utilizar una de las muchas App que existen para ello. Así ya tendrás algunos conjuntos identificados.
  2. Identifica futuras compras: posibles prendas que te faltan para esta temporada. Ten la lista preparada para cuando identifiques una de esas prendas. Para futuras compras, ten presente lo siguiente:
  • Elige prendas de acuerdo con el estilo de tu armario cápsula, que te gusten y te sienten bien.
  • Escoge tejidos de elevada calidad.
  • Si ya tienes tus 33 o 37 prendas, si una nueva prenda entra, otra deberá salir.

Ventajas del armario cápsula

Como has visto, el armario cápsula tiene muchas ventajas:

  1. Eliminarás el momento “no tengo nada que ponerme”. Reduce el estrés al ver un armario lleno de ropa que no nos ponemos.
  2. Eliminarás las compras innecesarias, ya que si compramos una prenda tendremos que deshacernos de otra para incluirla
  3. Apreciarás más tus prendas. Permite redescubir prendas que habías olvidado.
  4. Definirás tu estilo.
  5. Todos los días te vestirás con ropa que te gusta, te sienta bien y te hace feliz.

 
Y tú ¿ya lo has probado? ¿empiezas este invierno?. Quizá 33 prendas son pocas o quizá has averiguado que necesitas aún menos para una temporada completa.

Cuéntanos tu experiencia.

  

Compartir: